DIEGO SÍ EXISTE, ENTONCES DIOS TAMBIÉN: LA ‘CHINA’ MENDOZA

 

Aludiendo a la polémica frase que  Diego Rivera escribiera en su mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, María Luisa ‘La China’ Mendoza ofreció su conferencia magistral “Diego sí existe” en la Feria Internacional del Libro Politécnica Tampico 2011, el pasado 17 de junio.

La entrevista que en 1954 tuviera que hacer “una niñita muy pobre, muy necesitada, muy huérfana, muy triste, muy alegre, muy fea, muy bonita” al entonces ya legendario muralista, significó no solo el arranque periodístico para ‘La China’ Mendoza sino también el inicio de una relación cercana de amistad con la “colosal” figura, a quien entrevistó muchas veces.

La Mendoza realiza, a través de este texto, un entrañable y cálido homenaje a Diego Rivera en el que dibuja la personalidad, la leyenda naciente, al pintor y al hombre, así como las anécdotas que le rodean porque para ella “escribir la historia del hombre es eso, mucho más por supuesto, relato de anécdota;  las anécdotas son las piedras fundamentales donde se asienta el desenvolvimiento humano”.

“Diego creyó en Dios y por eso dibujó letra a letra Dios no existe, porque al subrayar que Dios no existía enunciándolo es indudable en el sofisma que existe, por eso Dios trabajó con Diego en los murales, el dios del sentido del humor, el mío y de la amistad entre los hombres”, leía.

La periodista y escritora recordó también “a Tampico vine de tobilleras, asustadísima ante mis primas, las Romero Hinojosa, por sus bonitas piernas”, así como su estrecha relación con “el poli”. “El IPN, otra parte cordial de mi corazón, siempre ‘Tata Lázaro’ está en mi vida de muchas maneras, el poli siempre me ha recibido con los brazos abiertos”, reconocía.

El público completamente cautivado por la escritora tuvo la oportunidad de platicar con ella tras su conferencia magistral.  La periodista  contestó desde el porqué de su mote de ‘la china’, sus motivaciones para ser periodista, sobre su peor entrevista o hasta su opinión sobre Monsiváis.

“Tenía que hacerlo, todo lo que he hecho en mi vida ha sido por hambre. Escribir era la misión de mi vida, así que estaba perfectamente de acuerdo” señalaba sobre su oficio como periodista de la vieja guardia,  oficio que, revelaría después, “jamás se deja, aunque paguen poco, aún en las peores desgracias no he dejado de entregar mi artículo; yo ya me voy a morir y no dejo de escribir”.

De Monsiváis, amigo cercano del que después se distanció, señalaba “es la estrella por antonomasia de México, fue un hombre de trabajo; como periodista que fue, como escritor que fue, fue una gran pérdida, pero no la gran pérdida como dice la Poniatowska ‘¿qué vamos a hacer sin Monsiváis?, yo digo ¿qué vamos a hacer sin Sor Juana Inés de la Cruz?, sin Gorostiza, esos sí son héroes de la pluma…y hemos seguido viviendo. Hemos seguido enfrentándonos a las vicisitudes negativas de México, que ahora está que arde”.

La China Mendoza es una periodista y escritora mexicana nacida en 1930 en la ciudad de Guanajuato. Estudió letras españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y también escenografía en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Fue maestra de escenografía y periodismo. Ha sido comentarista en televisión. Participó brevemente en la política de su país llegando a ser diputada federal por el estado de Guanajuato en la LIII Legislatura del Congreso de la Unión.

Ha colaborado con diversas publicaciones periódicas y se hizo notar por sus reportajes en Chile en la época del presidente Salvador Allende. Empezó escribiendo para El Zócalo. Fue colaboradora y fundadora de El Día y su página cultural El Gallo Ilustrado. También ha escrito para Excélsior y El Universal.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>